Un ojo al plato y otro al gato

También Un ojo a la sartén y otro a la gata. Aconseja no dejar de vigilar a quien no sea de confianza por mucho que se tengan cosas de las que ocuparse; muchas veces conviene estar atento en varios frentes para no perder comba y este refrán nos recuerda que así debe hacerse, no dejando una tarea por atender a otra si de ambas es necesario ocuparse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: