Frío y amor no guarda donde entra.

De este modo lo recoge el Corbacho, si bien parece que la concordancia sintáctica haría que fuera mejor Frío y amor no guardan donde entran.

Su sentido es decir que tanto al frío como al amores inútil ponerles impedimentos puesto que no sirven con ellos. Se produce una personificación al decir que son ellos los que no miran (este es el sentido de “guardar” aquí), pero claramente indican lo inermes que estamos tanto en lo físico como en lo emocional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: