Refranes y frases hechas de chinos y China

Quiero agrupar en una sola entrada un puñado de frases hechas que tienen a los chinos como protagonistas.

Lo primero que hay que hacer notar es que el chino es el exótico por experiencia, con todo lo que esto implica, de desconocimiento e ignorancia sobretodo, con lo que cualquier cosa se le puede achacar pues nadie de los presentes podrá negarlo con fundamento.

El primer contacto documentado con China sin duda fue el de Marco Polo, cuyo Libro de las Maravillas popularizó este mundo exótico. Los trueques de Marco Polo y otros comerciantes en oriente eran vistos como muy beneficiosos para los occidentales, donde se puede ver el origen de Engañar como a un chino. Podemos entender aquí “chino” como cualquier indígena de tierras lejanas que admite el trueque de objetos con valor en occidente por mercaderías.

Más positivo tal vez es decir de algo que es un trabajo de chinos, refiriéndonos a algo que cuesta mucho de hacer, es laborioso y complicado o de gran magnitud. La Gran Muralla puede ser un ejemplo de esas grandes obras que implican una labor continuada por parte de mucha gente. Esta frase tiene un matiz menos bueno cuando se refiere a algo demasiado complicado o laborioso como para que valga la pena hacerlo. Al hilo de esta misma trabajar como un chino es hacerlo de forma continuada y sin descansos.

Otra cosa es el idioma chino con su complicada escritura, además de no parecerse nada a nuestras lenguas, ni fonética, ni gráficamente, con lo que sonar a chino, estar [escrito] en chino o hablar en chino son frases hechas para indicar que algo no se entiende o que alguien no se explica. De parecido origen es tenerlo en chino, que indica que algo entraña dificultad.

Otro prejuicio sobre los chinos está relacionado con su paciencia y laboriosidad, pero referidas a su capacidad para hacer daño, con lo que un martirio chino o una tortura china son cosas o personas insoportables y que difícilmente podemos soportar. No sé si tendrá que ver con esto el personaje literario y cinematográfico de Fu Manchú.

Donde este último sí que debe tener algo que ver es en la frase Tener más trampas que una película de chinos, referido a cualquier asunto o negocio con partes escondidas.

Otra cosa son las naranjas de la china, que son una forma de decir que no que no. La frase también es ¡Nanay de la china, que son naranjas! pero viene a ser lo mismo, que no.

Y solo me queda por comentar el barrio chino, lugar donde se reúne lo peor de cada ciudad y cuyo origen etimológico desconozco, pero prometo investigar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: