La buena fama suena, la mala fama truena

Si decíamos hace solo una semana que la fama es algo que hay que mantener como una joya (Joya es la fama para bien guardarla), no menos cierto es que nos costará mucho hacernos valer por nuestras buenas acciones y poco andar de boca en boca si obramos mal. Claro, que la mala fama no siempre depende de nuestras acciones, sino que más bien de cómo estas sean percibidas por los demás y de lo que los demás nos difamen, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: