Quien al malo defiende, al bueno ofende

A veces caemos en la tentación de hacer de abogados del diablo, es decir, de defender a quien ha actuado mal; esto puede partir de unas buenas intenciones, pero lo bien cierto es que a menudo puede ocurrir que por defender a quien ha actuado mal estemos yendo contra quien obró de acuerdo a las reglas, con lo que por defender al malo estamos ofendiendo al bueno. En particular el refrán se refiere a aquellos que pecan de buenismo queriendo siempre adoptar posturas relativistas que hagan que nadie sea malo y no es cierto, hay buenos como hay malos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: