Barco con tormenta en cualquier puerto entra

En situaciones difíciles no es posible elegir a nuestro gusto y nos hemos de conformar con lo que haya disponible, aunque no sea de agrado y no lo hubiéramos hecho en otras circunstancias. Igual que el barco que se ve amenazado por el mar no elige y entra en el primer puerto que le viene a mano, debemos cuando estamos en un apuro recurrir a los recursos que estén a nuestro alcance sin melindres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: