Noche toledana

Pasar una noche toledana es no dormir por el motivo que sea, especialmente por estar enfermo o por preocupaciones del tipo que sean.

Históricamente se atribuye el dicho a la llamada “noche del foso“, en la que un grupo de nobles toledanos perdió la vida a manos del gobernador o walí de la ciudad para acabar con la autonomía de la que gozaba la ciudad. La leyenda ha sumado motivaciones personales a esta matanza, hablando de posibles insultos al hijo del walí.

Sin embargo, es más probable que el dicho naciera por la explicación que da el toledano Covarrubias, en su Tesoro de la lengua, según el cual este dicho viene de los mosquitos que tiene el Tajo a su paso por Toledo, de gran tamaño y que no dejan descansar a quien intenta dormir en verano. Por cierto, ¿por qué los mosquitos tienden a cebarse con los forasteros?

Correas, sin embargo, se centra en la noche de san Juan, en la que tradicionalmente se celebran diversas fiestas por toda España que mantienen a las personas despiertas durante toda o gran parte de la noche. Esta me parece la menos verosímil de las tres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: